• Cepillado: El cepillo levanta las fibras sueltas de hilo, gran parte de estas son aspiradas y enviadas al desperdicio y las restantes son chamuscada por la llama (reductora), la cual debe ser homogénea a lo largo de todo el quemador.

  • Chamuscado: Eliminar mediante la acción de una temperatura elevada aquellas fibras que sobresalen de la superficie, dando origen a géneros lisos y limpios para ser acabados.

  • Enderezado de trama: De acuerdo al estilo a procesar se introducen los valores en el monitor para que de el Angulo exacto, los cilindros expanden eliminan la variación que la trama sufre en el proceso anterior. Una vez finalizado este proceso la tela queda lista para su posterior corte y embalado.

21.772.800 mts acabado x año

8.000 m² de construcción